Aceite de coco para la tiroides | Aceitecoco.com
22105
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-22105,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive
 

Aceite de coco para la tiroides

Un superproducto natural que será una gran aportación a tu dieta.

El hipotiroidismo puede tener varias causas que lo origen, pero quizá la más frecuente es una enfermedad autoinmune llamada Tiroiditis de Hashimoto, que produce inflamación en la zona de la glándula tiroidea. A lo largo del tiempo la enfermedad va afectando la producción de la tiroides e impacta en la salud general dando pie a una serie de síntoma.

 

Se da en hombres y mujeres aunque más en mujeres entre 20 y 30 años. Tiene una variedad de síntomas: el aumento de peso, fatiga crónica, resequedad en la piel, dolores articulares, dolores musculares, dolores de garganta, desequilibrios del sueño.

 

La hormona tiroidea tiene relación con muchos procesos en el cuerpo y por lo tanto puede causar síntomas distintos dependiendo la persona. Es importante que si usted sospecha que pudiera tener hipotiroidismo se acerque a un endocrinólogo o a su médico de cabecera para que puedan hacerle los análisis necesarios para diagnosticar.

 

De dejarse sin diagnóstico la enfermedad puede causar daños a largo plazo y sobre todo afectar de manera negativa la calidad de vida de la persona. Si usted ha sido diagnosticado y está tomando hormona de reemplazado de la tiroides es probable que se halle todavía experimentando algunos desagradables síntomas de la enfermedad.

 

La raíz del asunto es que aunque tome usted los medicamentos necesarios va a requerir de hacer algunos cambios en su estilo de vida para apoyar a su cuerpo y ayudarle a disminuir así los problemas que conlleva la enfermedad. Muchas veces la dieta, el tomar complementos vitamínicos y hacer ejercicio resulta fundamental para una mejoría en la vida cotidiana del paciente.

 

Entre las alternativas naturales que existen en el mercado, uno de los ingredientes que puede probar porque ha sido reportado como benéfico en muchos casos es el aceite de coco. La manera más sencilla es añadirlo a su dieta diaria ya sea a través de batidos, cocinando con él o hasta agregándolo a su café o té cada mañana.

 

El aceite de coco tiene muchas propiedades benéficas para la salud y esencialmente tienen que ver con su composición química. Este aceite es compuesto en su gran mayoría por ácidos grados de cadena media que tienen la particularidad de convertirse rápidamente en energía, aumentando la temperatura y acelerando el metabolismo.

 

Además, dentro de estos ácidos grasos tiene también ácido láurico que es un componente esencial en la protección del sistema inmunológico que también se ve afectado cuando se sufre de la tiroides.

 

Para poder empezar a agregar aceite de coco a la dieta se recomienda empezar con una cucharada diario y luego ir subiendo hasta 4 cucharadas para aquellas personas que sufran de la enfermedad de Hashimoto y/o de hipotiroidismo. Para lograrlo lo más sencillo es mezclarlo de manera natural en nuestra cocina.

 

La recomendación es usarlo para freír y saltear reemplazando el aceite de oliva o la mantequilla que usamos normalmente con la ventaja de que el aceite de coco no pierde sus propiedades ni siquiera a altas temperaturas. Además puedes agregarlo en jugo de verduras y batidos donde complementará el sabor con un toque exótico, sabe rico en café y té también.

 

Prueba el aceite de coco tomando tus medicinas como siempre y consultando tus exámenes regularmente para medir los progresos y ver si existe mejoría en los síntomas.