Caramelos de té verde | Aceitecoco.com
22040
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-22040,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive
 

Caramelos de té verde

Receta perfecta para la dieta paleo y vegana. Sin gluten y sin lácteos.

Si amas tomar té verde, los caramelos que te proponemos hoy te van a parecer una delicia digna del paraíso. ¡Son increíbles!

 

Esta receta de Caramelos de Té Verde utiliza té verde Matcha, mantequilla de coco, miel de maple, y un par más de sencillos ingredientes que juntos crean uno de los antojitos más irresistibles, ricos y saludables. Además, y porque la estrella del platillo es el té verde Matcha, los caramelos te darán una sensación de energía renovada para seguir con tu jornada.

 

Si habías estado buscando un tipo de caramelos más saludables, sin las enormes cantidades de azúcar, lácteos, y otros ingredientes indeseables, ésta es la receta para ti. Se adapta también perfectamente bien a una dieta Paleo porque no contiene lácteos, ni azúcar refinada, granos o nueces. Técnicamente, el coco es considerado una nuez, pero como no es una leguminosa ni una nuez de las que normalmente causan alergia, suele ser una buena opción para la mayoría de la gente.

 

La receta sigue siendo de caramelo así que te recomendamos no abusar de las cantidades, aunque es mucho más saludable que otras, tampoco podemos decir que es libre de culpa. Por su contenido rico en grasas lo mejor es tomar tan solo unos cuantos caramelos de cuando en cuando, pero sigue siendo mucho mejor que las recetas de caramelos típicos.

 

De escuchar los ingredientes, la mezcla de la dulce miel de maple, la mantequilla de coco y el té verde Matcha, se te hace agua a la boca.

 

Esta receta, que ha sido perfeccionada luego de muchos intentos, logra resaltar el sabor del té verde sin que se amargue, ni tampoco que sea demasiado dulce. Te prometemos que al terminar querrás lamer el tazón, la espátula, el batidor, arrasarás con todos los implementos de cocina porque este caramelo es demasiado bueno para desperdiciarlo.

 

¿Qué vas a necesitar para hacer tus Caramelos de Té Verde?

  • 1 taza de mantequilla de coco
  • 1/3 taza de crema de una lata de leche de coco
  • 3 cucharaditas de aceite de coco
  • 2 cucharaditas de té verde Matcha
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • ½ taza de miel de maple

 

Para ser honestos, los ingredientes de la receta no son barato, por otro lado suele suceder que los alimentos saludables sean un poco más caros pero son en pro de cuidar nuestro cuerpo. Pero son tan ricos que vale la pena además de que varios de estos mismos ingredientes pueden volverlos a encontrar en otras recetas de postres saludables.

 

RECETA CARAMELOS DE TÉ VERDE

Es de verdad muy sencillo hacer caramelos de té verde. No vas a necesitar termómetros, ni tiempos de cocción ni poder ingredientes a hervir. La parte más complicada es esperar a que endurezca el caramelo para poder comértelo.

 

Puede ser difícil sacar la mantequilla de coco de su envase, en especial si es invierno, porque tienda a endurecer, lo mejor es poner agua en un sartén chico y poner la mantequilla en su envase a baño maría para que se vaya suavizando.

 

Una vez que la mantequilla tenga una consistencia suave y puedas sacarla de su envase, mide 1 taza y derrite esta cantidad en un sartén a fuego bajo.

 

Añade un 1/3 de taza de crema de leche de coco, para ello toma la capa gruesa que se acumula hasta arriba de la lata y sigue batiendo, vierte también las 3 cucharaditas de aceite de coco hasta que todo quede derretido.

 

Suma a la mezcla la miel de maple, el extracto de vainilla y el té verde Matcha, de nuevo bate lentamente a fuego bajo hasta que cada ingrediente se derrita y quede una mezcla homogénea.

 

Vierte la mezcla en un molde de vidrio cubierto con papel encerado, se recomienda un molde de 15 x 20 cm puede ser más grande o más ancho, el único es que entonces el caramelo quedará un poco más plano.

 

Lo mejor para que vaya endureciendo es dejarlo reposar a temperatura ambiente por varias horas, pero si tienes prisa lo puedes poner en el refri para que quede más rápido aunque si es cuestión de sabor es mejor dejarlo a temperatura ambiente ya que el aceite de coco no se solidifica tan rápido.

 

Una vez que tengas la mezcla sólida ya puedes cortarla en pedazos pequeños y disfrutar de este delicioso postre. No necesitas dejarlos en el refrigerador al menos que el clima sea muy caluroso y quieras evitar entonces que se derritan.

 

Si eras un amante del té verde, no dejarás de disfrutar de esta receta para chuparse los dedos.