¿Cómo saber si el aceite de coco es puro? | Aceitecoco.com
22108
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-22108,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive
 

¿Cómo saber si el aceite de coco es puro?

Un superproducto natural que será una gran aportación a tu dieta.

Tanto si estás empezando a utilizar el aceite de coco en tu dieta cotidiana o en tu ritual de belleza, o si ya tienes tiempo experimentando los beneficios de este maravilloso ingrediente, lo cierto es que hay cada vez más marcas en el mercado y esto puede ser confuso a la hora la compra.

 

Existe aceite de coco refinado y sin refinar, virgen y extra-virgen, prensado en frío o extraído en calor, el objetivo es por supuesto adquirir el aceite de coco que sea mejor para tu salud y la de tu familia. Aquí te damos una guía para escoger el aceite de coco que mejor te convenga.

 

 

OLOR Y SABOR

 

Aquí no estamos buscando una piña colada. El olor y sabor del aceite de coco cuando es natural es bastante ligero, si al abrir el bote percibes un fuerte olor a coco es probable que el aceite haya sido calentado a más de 115 grados y por lo tanto haya perdido una cuantiosa cantidad de sus propiedades.

 

Siempre es mejor optar por la opción más natural para aprovechar todas las cualidades del aceite de coco, además que es también más conveniente para cocinar y freír tus alimentos.

 

 

EXTRACCIÓN

 

Prensado en frío: lo importante en este caso es que el coco no sea calentado porque si pasa de una cierta temperatura pierde sus propiedades importantes. La mayoría del aceite de coco que es virgen pasa por un proceso de prensado en frío lo que le permite conservar sus nutrientes.

 

Extracción con calor: es el otro proceso por el cual se obtiene el aceite de coco, pero luego de calentarlo quiere decir que además se le tuvieron que agregar químicos para blanquearlo y quitarle olor. Este proceso además de hacer que el aceite de coco pierda sus propiedades más benéficas también le agrega una cantidad de químicos que es mejor no consumir.

 

Cuando te sea posible, opta por el aceite de coco prensado en frío, te permitirá tener un producto de mayor calidad para tu salud en general.

 

 

EMPAQUE

 

Busca el aceite de coco virgen que venga en presentaciones de vidrio. El vidrio tiene la ventaja de mantener el sabor del aceite de coco intacto y de preservarlo junto a sus nutrientes de manera más efectiva. Además cuando termines tu aceite de coco podrás reciclar el envase ya sea para guardar productos de belleza hechos por ti o guardar otros alimentos.

 

El aceite de coco que se vende en recipientes de plástico suelen ser de producción masiva y por lo tanto de menor calidad. Puede ser una manera más económica de comprarlo también porque vienen en cantidades mayores, pero definitivamente no es ni la más saludable ni la más consciente con el medio ambiente.

 

 

REFINADO O VIRGEN

 

El aceite de coco refinado no tiene sabor, ni olor pero tampoco es fabricado a partir de carne de coco fresco. No tiene las mismas propiedades que el aceite virgen.

 

En conclusión lo mejor es comprar aceite de coco virgen, el extra virgen no aporta nada más que un adjetivo, extraído en frío y en empaque de plástico. Es la opción más saludable.