10 Usos del aceite de coco para tu mascota | Aceitecoco.com
21942
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-21942,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive
 

10 Usos del aceite de coco para las mascotas

Ellos también pueden disfrutar del aceite de coco

10 maneras de utilizar aceite de coco para mejorar la salud de tu perro (y otros animales domésticos)

 

Es posible que ya estés familiarizado con algunas de las muchas maneras en que el aceite de coco puede ayudarte, pero ¿sabías que muchos de esos beneficios también se aplican a los perros y a otros animales domésticos?

 

Descubre las 10 mejores formas de utilizar este ingrediente natural increíblemente versátil para mejorar la salud de tus perros, gatos y otros animales domésticos.

 

  1. Fuente saludable de grasas

Los animales domésticos carnívoros, como los gatos y los perros, naturalmente requieren una buena cantidad de grasas saturadas en sus dietas. En la naturaleza estas calorías se obtendrían de la caza de animales de presa sanos y “con muchas vetas”. Mientras que la mayoría de los alimentos comerciales para mascotas contienen algo de grasa, mezclando una pequeña cantidad de aceite de coco en su comida habitual añadirás ácidos grasos esenciales muy nutritivos y con una gran cantidad de otros beneficios añadidos para la salud.

 

  1. Pérdida y control de peso

Ya sea que tu perro esté en un peso saludable o que tenga que perder un kilo o dos, el aceite de coco puede ayudar. Al igual que con los seres humanos, la adición de aceite de coco a la dieta de  los perros pueden ayudar a estabilizar el apetito, mejorar el metabolismo y reducir la ingesta de alimento.

La dosis diaria recomendada para animales domésticos es de 1 cucharadita por cada 5 kg de peso. Si bien el aceite de coco tiene un olor y un sabor muy suaves, si tu mascota es un poco delicada para comer puede que tengas que empezar con menos cantidad e ir aumentándola gradualmente hasta llegar a la dosis recomendada.

 

  1. Beneficios para la salud digestiva

El aceite de coco no sólo puede estabilizar el apetito y el metabolismo de tu perro o gato sino que también tiene varios beneficios que afectan directamente a su salud digestiva. Los ácidos grasos presentes de forma natural en el aceite de coco aumentan la capacidad del organismo para absorber los nutrientes de los alimentos. Además, si tu mascota pasa tiempo al aire libre, por poco que sea una dosis diaria de aceite de coco ayudará a prevenir la aparición de parásitos como la Giardia en el tracto digestivo.

 

  1. Protección anti-microbiana

Protozoos como la Giardia no son los únicos microbios que literalmente se desintegran en presencia de aceite de coco. El ácido láurico con triglicéridos de cadena media, que representa más del 40% de la composición total de aceite de coco, disuelve las paredes celulares de muchas bacterias dañinas, hongos y otros organismos microscópicos, destruyendo con eficacia estos parásitos antes de que puedan dañar a su anfitrión.

 

  1. Curar heridas y prevenir infecciones

Debido a que el aceite de coco es anti-microbiano, aplicarlo en las heridas es una manera eficaz  de prevenir infecciones y acelerar el proceso de curación. Se utiliza para tratar mordeduras, picaduras, rasguños y arañazos, patas rotas y otras heridas. Sólo asegúrate de controlar regularmente la zona afectada y consultar con el veterinario si no se ve mejoría o si la herida parece empeorar.

 

  1. Una boca sana y feliz

También debido a sus propiedades anti-microbianas, una dosis diaria de aceite de coco mezclado en la comida de tu perro o gato puede ayudar a prevenir o tratar las infecciones orales tales como el exceso de crecimiento de las bacterias que producen el mal aliento, infecciones por hongos y enfermedades de las encías.

Mientras que el aceite de coco sin duda puede ayudar, si tu mascota tiene una enfermedad en la boca definitivamente hay que investigar las causas. Recuerda que si hay alguna posibilidad de que la salud de tu mascota esté en peligro, ¡ninguna cantidad de aceite de coco en el mundo puede reemplazar la atención veterinaria profesional!

 

  1. Piel fuerte, pelo brillante

Ya sea que tu mascota tiene caspa ocasional o es propenso a tenerla en los puntos habituales, el aceite de coco puede calmar la irritación. La aplicación de una pequeña cantidad de aceite sobre la piel de tu mascota puede resolver el problema. También puede ayudar a desodorizar el pelo maloliente, tratar la caída masiva de pelo causada por hongos, prevenir infecciones parasitarias, mejorar la salud general de la piel y añadir fuerza y ​​brillo al pelo, al igual que lo hace en el cabello humano.

 

  1. Aliviar el dolor de las articulaciones

Si tu mascota es ya mayor o tiene exceso de peso y tiene problemas en las articulaciones, hay varias propiedades curativas del aceite de coco que pueden ayudar a reducir el malestar que padece cada día. No sólo es un antiinflamatorio natural, también proporciona al cuerpo una buena cantidad de grasas saludables y nutrientes que lubrican las articulaciones desde el interior.

Por otra parte, reduciendo el dolor articular seguramente comenzará a hacer más ejercicio y, en consecuencia, perderá sobrepeso, lo que a su vez aliviará la presión en las articulaciones.

Al igual que ocurre a las personas, los animales domésticos que cargan menos peso en sus extremidades tienden a experimentar menos dolor articular.

 

  1. Equilibrio hormonal, mejor estado de ánimo

Si tu mascota padece mal humor crónico o experimenta cambios de humor erráticos puede ser que sus hormonas estén desequilibradas. Por supuesto, hay un gran número de posibles causas para tales problemas (¡el asesoramiento veterinario es imprescindible!). Sin embargo, una vez que incorpores aceite de coco a su alimentación es posible que notes una mejoría. Esto se debe a que las grasas saludables en el aceite de coco son el combustible ideal para la síntesis de muchas hormonas, tanto en humanos como en animales domésticos, hormonas que de otro modo podrían estar malformadas o haber mutado por la ausencia de los ácidos grasos necesarios.

 

  1. Poder antioxidante para tu mascota

Mientras que la mayoría de los entusiastas del cuidado natural de la salud sugieren incluir un montón de antioxidantes en la dieta de las personas, puede que no se les haya ocurrido que las mascotas también pueden beneficiarse de ellos. Después de todo, nuestros animales domésticos están expuestos a muchas a las mismas toxinas ambientales que nosotros, lo que significa que sus células están sujetas a los mismos daños. ¡Añade una dosis diaria de aceite de coco a la dieta de tu mascota para ofrecerle una mejor protección contra el daño oxidativo y ayudarle a vivir una vida más larga y feliz!

 

Precauciones

Mientras que muchos veterinarios recomiendan el uso de aceite de coco por sus beneficios para la salud, siempre es buena idea consultar con el veterinario de tu mascota antes de comenzar a suministrárselo. También ten en cuenta que – aunque no es común – los animales domésticos también pueden sufrir alergia al coco. Si tu amigo peludo ya tiene alergias a algún alimento o parece tener una reacción negativa al aceite de coco, consulta con un veterinario sobre su uso para tu mascota.