¿Cómo elegir el mejor aceite de coco? | Aceitecoco.com
22036
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-22036,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive
 

¿Cómo elegir el mejor aceite de coco?

Una guía rápida para conocer los distintos procesados

Seguramente ya has escuchado que el aceite de coco es bueno para la salud. A lo mejor ya hiciste algo de investigación en internet para leer de qué manera lo puedes integrar a tu cocina diaria, ahora viene el momento de comprarlo y para ello es importante tomar en cuenta algunos tips para elegir el mejor aceite de coco así como el tipo correcto de aceite que quieres.

 

Ya estás en la tienda, el tiempo apremia y frente a ti una cantidad infinita de marcas y posibilidades. Aquí los consejos para hacer la mejor elección:

 

  • Aceite de Coco Virgen: la mejor opción que puedas tener. El aceite de coco virgen viene de la carne de cocos maduros, y sus buenos ácidos grasos vienen justamente de este proceso natural. Es la alternativa más sana con la mayor cantidad de nutrientes para tu cuerpo, sin embargo su sabor es fuerte y si no te acaba de encantar es mejor buscar otra presentación.
    • Ojo: cada marca tiene su sabor, algunas son más fuertes o suaves que otras, para algunas encontrarás reseñas en línea y sino lo más recomendable es ir probando hasta hallar que la marca que mejor te acomode.

 

  • Aceite de Coco Extra Virgen: en realidad es exactamente lo mismo que el aceite virgen, lo único que cambia es el precio. La etiqueta extra virgen suele aplicarse en el caso del aceite de oliva, pero no funciona con el aceite de coco porque el proceso de extracción es totalmente distinto.

 

  • Aceite de coco refinado: no es una opción tan natural como las anteriores, pero tiene la gran ventaja de brindarte todos los beneficios del aceite de coco pero sin el sabor. No tengas miedo de usar aceite refinado, no quiere decir que tenga químicos añadidos, simplemente que el proceso para obtenerlo se hace con un prensado en frío, una técnica natural de realizar la extracción.
    • Ojo: busca en el producto que diga textualmente prensado en frío para que te asegures que es natural y no tiene otros químicos añadidos que podrían no ser beneficiosos para tu salud.

 

  • Aceite de coco líquido: ésta es una opción que ya no es tan natural como las que mencionamos hasta ahora. Aquí el aceite ha sido manipulado para quedarse en su forma líquida aún a temperatura ambiente, algo que el aceite de coco virgen no hace. El proceso que permite esta transformación también quita algunas propiedades específicas del aceite de coco como el ácido láurico, uno de los componentes que permite grandes beneficios para tu salud. Usar el aceite en esta forma no es lo óptimo ya que te impide disfrutar al 100% de las ventajas saludables que proporciona en sus otras presentaciones.

 

¿Qué aceite de coco utilizar?

 

Nosotros te recomendemos que pruebes el más natural, el que es virgen y veas si puedes acomodarte al sabor. En definitiva también es el mejor para elaborar productos de belleza o mascarillas porque a mayor pureza, mayores beneficios para tu salud tanto por dentro como por fuera.

 

Si te encuentras con una receta de cocina donde el sabor a coco es definitivamente no una opción, puedes usar el refinado nada más verifica su proceso extracción y que no tenga químicos añadidos, de lo contrario no podrás obtener y aprovechar las propiedades del aceite de coco.