Mejora tu sistema inmunológico | Aceitecoco.com
22018
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-22018,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive
 

Mejora tu sistema inmunológico

El aceite de coco es un gran aliado gracias a sus propiedades antibacterianas.

En la rutina diaria estamos expuesto a cualquier tipo de infecciones, bacterias y virus. El sistema inmunológico o sistema inmunitario, es la defensa natural de nuestro cuerpo, que se ve afectado muchas veces. ¿Cómo puedes mejorar tu sistema inmunológico? Seguro te has hecho esta pregunta cientos de veces, si no lo sabias, existe un alimento natural que te puede ayudar, y es el aceite de coco.

 

El aceite de coco ayuda a mejorar tu sistema inmunológico, gracias a que contiene lípidos antimicrobianos, ácido caprílico, ácido cáprico y ácido láurico, que contienen propiedades antibacterianas. El organismo convierte el ácido láurico en monolaurin, que es un antiviral y antibacteriano que ayuda a lidiar los virus y bacterias que causan enfermedades como herpes, gripe e incluso VIH.

 

El aceite de coco ayuda a mejorar tu sistema inmunológico considerablemente, ya que lucha contra las bacterias peligrosas como listeria monocytogenes y helicobacter pylori. De aquí radica la importante de que incluya es sus dietas diarias el uso de aceite de coco, lo puedes comprar en cualquier supermercado y hacerlo en casa.

 

Incluye de forma sencilla el aceite de coco en tus comidas para mejorar tu sistema inmunológico

 

Gracias a que el aceite de coco es muy comercial lo puedes encontrar fácilmente, o si deseas puedes hacerlo en tu casa, no importa cuál de las dos opciones elijas, lo indispensable es que puedes incluirlo en tus comidas, para que te ayude a mejorar tu sistema inmunológico.

 

  • Puedes darle un sabor muy tropical a tus ensaladas, en vez de usar mayonesa o cualquier otro aderezo, usa aceite de coco y recibe todos los aportes beneficiosos de este alimento natural.
  • Antes de dormir, toma un vaso de agua tibia y agrega un toque de aceite de coco, remueve con una cucharilla y bébelo en pequeños sorbos. Esta es una rutina que puedes hacer diariamente.
  • Elige un aceite de coco virgen, no escojas el refinado, ya que no podrás contar con todos los beneficios que este puede aportar.

 

Es de suma importancia que tomes un poco de tiempo y tomes en cuenta las siguientes preguntas:

 

  • ¿Se enferma más de dos veces al año?
  • ¿Te sientes estresado?
  • ¿Tienes malos hábitos para dormir?
  • ¿Te contagias fácilmente de resfriados?

 

Si haz respondido positivo a algunas de las preguntas anteriores, es seguro que puedas presentar problemas con tu sistema inmune. Por tal razón debes ir pensando en incluir el aceite de coco en tus comidas, recuerda que esta es una forma natural y económica de mejorar tu sistema inmunológico.

 

El aceite de coco ayuda a mejorar tu sistema inmunológico porque mejora el recuento de glóbulos blancos o leucocitos como también son llamados, que son un conjunto de heterogéneo de células sanguíneas que actúan en defensa del organismo contra sustancias extrañas o agentes infecciosos.

 

Las beneficiosas propiedades que contiene el aceite de coco, que se extrae directamente de esta fruta tropical, nos pueden ayudar a fortalecer el sistema inmune, a prevenir la aparición de ciertas enfermedades infecciosas, a mantenernos jóvenes y sentirnos fuertes durante mucho tiempo.

 

El Aceite de Coco es anti-bacteriano, al consumirlo diariamente consegues eliminar las bacterias que producen úlceras, infecciones de orina y otras infecciones bacterianas, además es un anti-microbiano conocido por su capacidad para luchar contra las infecciones. Los triglicéridos de cadena media que contiene el aceite de coco son los mismos que se encuentran en la leche materna humana y tienen unas propiedades antimicrobianas muy provechosa para nuestro organismo.

 

Si bien el aceite de coco te ayuda grandemente a mejorar tu sistema inmunológico, es importante consumirlo considerablemente, es decir, si no estás acostumbrado a consumirlo puedes ir añadiéndolo poco a poco a tu dieta diaria, y así día a día iras recibiendo de estos grandiosos beneficios que hemos mencionado.